La queratina protege a tus cabellos de la humedad aportándoles brillo y suavidad. Existen varios tipos de queratinas, la normal y la progresiva.

Queratina normal nutre tus cabellos desde la raíz hasta las puntas, elimina el encrespamiento y facilita el alisado. Mantiene el pelo lisos durante los primeros lavados.

La queratina progresiva aporta al cabello mucha vitalidad y naturalidad con unos resultados inmediatos y duraderos (3 meses aproximadamente), donde podrás lucir de tu melena sin necesidad de retocarla ni secarla.